Punto 11

Tecnología de los alimentos para mejorar los sabores tradicionales

En plena plaza de las Flores podemos ver como la Tecnología de los Alimentos, una de las ciencias contemporáneas más importantes, favorece nuestra gastronomía mediterránea y ha hecho auténticas maravillas nutricionales con nuestros platos tradicionales.

¿Te lo sabes? ¡Entra en la App de MurCIENCIA y participa en los minijuegos!

Consigue puntos y demuestra quién sabe más. ¡Aprende jugando!

Disección de un pastel de carne

Probablemente, entre los platos más famosos de la gastronomía murciana pocos tengan tanto carácter como el pastel de carne. Este es un producto de panadería y repostería que se elabora diariamente en obradores artesanales situados en los propios locales que lo distribuyen.

La base está formada por una masa elaborada con harina refinada de trigo, manteca de cerdo, agua y sal. Para preparar el relleno se emplea carne picada de ternera, rodajas de huevo cocido y de chorizo, y especias (sal, pimienta, ajo, pimentón y nuez moscada). En esa explosiva mezcla que compone el relleno residen muchas de las propiedades sensoriales del pastel de carne. El papel de las especias y del chorizo es imprescindible.

La tapa es un hojaldre crujiente y delicioso compuesto de hojas delgadas superpuestas manualmente y colocadas en espiral. Para su elaboración también se emplea harina de trigo, manteca de cerdo, sal y agua.

¿Sabías que...?

En sus inicios, la mayoría del espacio que hoy representa la "Plaza de las Flores" estaba ocupado por el edificio de la Carnicería Mayor de Murcia, destinado a la venta de carne. Alrededor de dicho edificio los floristas de la ciudad colocaron sus puestos con el fin de poder ofrecer sus productos. Puestos que hoy siguen presentes en la plaza.

Ciencia para mejorar la gastronomía

A pesar de ser delicioso, el pastel de carne, por su composición tradicional, contiene una carga calórica importante. La combinación de sus macronutrientes hacen de este alimento un producto que debe comerse con moderación. Pero, ¿y si pudiéramos mejorar este aspecto del pastel de carne?

Aquí es donde juega un papel fundamental la tecnología de los alimentos. Una interesante investigación de la Universidad de Murcia trabajó precisamente en ese aspecto. La idea era reducir los puntoss más negativos del pastel de carne, a nivel nutricional, sin que esto implicase una pérdida organoléptica (de sabor, textura, color o aroma).

Y lo consiguieron. El contenido en grasa total se redujo en casi un 39% presentando un contenido significativamente menor de ácidos grasos saturados y mayor de ácidos grasos poliinsaturados en comparación con el pastel tradicional. Además, la cantidad total de sal disminuyó en un 45%.

Además, atendiendo al nuevo perfil de ácidos grasos, y siguiendo los resultados publicados por Ulbricht y Southgate en Lancet, bajo el artículo titulado Coronary heart disease: seven dietary factors, se puede asegurar que el nuevo pastel de carne tiene menor capacidad aterogénica, trombogénica e hipercolesterolémica que el producto original. Eso sin disminuir ni un ápice su valor como comida tradicional.

¿Sabías que...?

Mientras que el dietista y el nutricionista están capacitados académicamente para establecer planes dietéticos enfocados a determinados objetivos saludables, el tecnólogo alimentario desempeña su actividad principalmente en la industria alimentaria controlando los distintos procesos de producción, en pos de velar por la seguridad alimentaria de los alimentos y productos alimenticios que finalmente llegan a nuestra mesa.

Tecnología de los alimentos y nutrición

La tecnología de los alimentos es la ciencia que se encarga de estudiar y garantizar la calidad microbiológica, física y química de los alimentos. También se responsabiliza de estudiar y mejorar la producción de alimentos en todas sus partes: el  procesado, empaquetamiento y hasta logística. 

Su responsabilidad es asegurar la inocuidad de los alimentos así como ayudar a la mejora de los mismos, tanto a nivel nutricional como organoléptico. Es una disciplina en la cual la biología, la química, la física y la ingeniería son usadas para estudiar la naturaleza de los alimentos, las causas de sus deterioros, así como los principios fundamentales del procesamiento de los mismos.

Por otro lado, es importante no confundir la nutrición con esta disciplina. La profesión del tecnólogo alimentario es totalmente diferente a la labor de un dietista o un dietista-nutricionista.

Mientras que el dietista y el nutricionista están capacitados académicamente para establecer planes dietéticos enfocados a determinados objetivos saludables, el tecnólogo alimentario desempeña su actividad principalmente en la industria alimentaria controlando los distintos procesos de producción, en pos de velar por la seguridad alimentaria de los alimentos y productos alimenticios que finalmente llegan a nuestra mesa.

Sigue la ruta

Atrévete con el turismo científico

Punto 10

Hermes el abuelo de la química

240 m

Estamos aquí

Punto 12

Física y química para defender la ciudad

200 m

Demuestra lo que sabes

Juega con la App de MurCIENCIA y gana premios 

Descárgate la APP de Murciencia y participa en los retos que te proponemos para aprender más sobre la ciencia que rodea la ciudad. 

Desafía a tus amigos y aprended juntos. Obtened puntos y sed los primeros en el ranking. ¡Demuestra quién sabe más!

Bibliografía / + Info